Fortaleza Califal de Gormaz
Siglos IX-XV

Fortaleza Califal de Gormaz

Fortaleza islámica califal mandada edificar por Al-Haquem II a finales del siglo X sobre restos anteriores, en un intento de reforzar la frontera al norte del Duero, debilitada por el empuje repoblador de los incipientes reinos cristianos. Fue centro militar de apoyo a Medinaceli, capital de la Frontera Media musulmana. Por sus excelentes condiciones de visibilidad y la situación estratégica del cerro en el que se asienta, su posesión se hacía indispensable para mantener bajo su control las importantes fortificaciones de esta zona, siendo tomada por ambos bandos en multitud de ocasiones hasta el dominio definitivo de la plaza por Fernando 1 en el año 1059. Este recinto fue relevante en el contexto medieval, puesto que desde esta posición se controlaba una de las principales rutas de acceso hacia el norte. Con los Reyes Católicos (siglo XV) pierde el carácter militar y pasa a ser utilizada como cárcel.

Fuente: Cartel en la propia fortaleza

El recinto amurallado
El recito amurallado

El recinto amurallado
El castillo se adapta a la forma de la meseta sobre la que se asienta. Tiene un perímetro de casi un kilómetro y forma alargada, con una longitud cercana a los 370 m. Las murallas se refuerzan con 28 torres, la mayoría de las cuales sobresalen del lienzo, son macizas, con terraza, almenas y estrechas ventanas -saeteras- para defender los paramentos. La parte inferior de los muros se elaboran con sillería, dispuesta a soga y tizón, y con sillarejo el resto del paramento. Originalmente se accedía al recinto a través de la puerta califal y de una puerta en codo ya desaparecida, ambas en el muro sur. Existían además, otras dos entradas menores o poternas.

Torre del Homenaje
Torre de acceso al alcázar, fue reconstruida en el siglo XIV sobre la base de otra anterior. Es de estilo mudéjar y tiene puerta doble en codo para dificultar la entrada, obligando a realizar un quiebro. La edificación queda protegida por un muro transversal con un foso seco delante. Conserva en la parte superior tres rnénsulas dobles de arte islámico, rematadas en modillones de rollos, que sustentaron una ladronera -pequeño balconcillo voladizo con suelo hueco- para defender la puerta. Está dividida en cuatro pisos, tres de ellos destinados a vivienda más una terraza superior. Queda conectada con la torre de Alrnanzor, situada en frente, por medio de una galería que discurre por el interior del muro de cerramiento del alcázar.

Torre del Homenaje
El Alcázar
El Alcázar
El Alcázar
El Alcázar

El Alcázar
Constituye el último reducto defensivo del castillo, es el lugar de alojamiento del gobernador militar y personas notables, cumpliendo además funciones administrativas. Se asienta sobre los restos del primer recinto árabe, modificado casi en su totalidad en los siglos posteriores, tras la torna definitiva por parte de las tropas castellanas. Dispone de un gran aljibe de aprovisionamiento de agua y una pequeña puerta o poterna, destinada a salidas discretas, en el muro norte, reforzando su carácter autónomo del resto de la fortaleza. En el lado norte, se aprecian algunos muros casi arrasados, situados junto a la torre de Almanzor, que evidenciarían la existencia de un palacio de tipo califal.

Aljibe
Gran Cisterna para el almacenamiento de agua, de planta rectangular y cubierta con bóveda de cañón. Esta estructura subterránea era de vital importancia para la vida del castillo, principalmente en casos de asedios. Construida a base de sillería de buena calidad y recubierta posteriormente con una capa de hormigón de cal hidráulica para su estanqueidad. Se abastece de las aguas recogidas en tejados y patios. además de aportes exteriores. En muchos casos, las paredes están tratadas con óxidos de hierro, arcillas y otros productos, para tratar de evitar la putrefacción del agua.

Aljibe
Paso de ronda

Paso de ronda
Pasillo que se sitúa en la parte superior de las murallas, detrás del parapeto almenado. Está destinado a facilitar la defensa vertical de las murallas y el paso de defensores y utillaje. Se conservan parte de las almenas, pero ha desaparecido el parados o murete interior del paso de ronda, debido al carácter más débil de su fábrica. A través de él se accede a las torres, desde las cuales se controla visualmente las principales plazas de la zona: San Esteban de Gormaz, Langa de Duero, Atienza y Osrna, así como varias atalayas que posibilitaban la transmisión de mensajes.

Alberca
Gran Cisterna para el almacenamiento de agua, de planta rectangular y cubierta con bóveda de cañón. Esta estructura subterránea era de vital importancia para la vida del castillo, principalmente en casos de asedios.

La Alberca
Puerta Califal
Puerta Califal
Puerta Califal

Puerta Califal
Constituye, junto con la desaparecida pueda de codo, el acceso principal al castillo islámico, y es uno de los elementos de prestigio más característicos del mismo. Flanqueada por dos torres exteriores, posee un inequívoco estilo cordobés. Está formada por un gran arco de herradura enmarcado por un alfiz en el exterior y un segundo arco. también de herradura, más bajo y retranqueado. Entre las dos puertas queda un espacio libre, la buhedera, que permite el lanzamiento de proyectiles desde arriba.

Fuente de los textos: carteles de la propia Fortaleza Califal

Print Friendly, PDF & Email
A %d blogueros les gusta esto: