La idea era hacer la senda de La Cortada, el SL-CV 13, Sendero de Cavanilles, pero se ve que no tocaba, al final nos hemos dedicado a dar algunas vueltas por la zona y hacer muchas fotos, el agua hace la pena visitar el lugar.

Hemos decidido hacer el sendero en sentido contrario a las aguas del reloj, ya ha lo habíamos hecho en varias ocasiones, pero nunca había visto la zona de la cueva del Tejedor con tanta agua, las fotos del salto de agua y de la cascada, sin duda sólo ver este lugar ya ha merecido la pena.

Cuando hemos continuado el sendero y hemos llegado a la parte de arriba de las cascadas, había que cruzar el barranco, el agua por encima de las rodillas, por lo que nos hemos dado la vuelta y hemos intentado subir por el PR-CV 252 en busca del subidor de Huesca, zona en la que pasa cerca del SL-CV 13, pero la senda del PR-CV 252 parecía un pequeño arroyo, por lo que hemos decidido dejar de dar vueltas y volver a Cortes de Pallás, pasando por la fuente de San Vicente y El Corbinet, sin duda un día espectacular por la cantidad de agua.

A %d blogueros les gusta esto: